Rotterdam

Tours Privados en Rotterdam

Rotterdam es una ciudad con mucho encanto. Tuvo un pasado terrible, ya que fue fuertemente bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial y tuvo que ser reconstruida prácticamente en su totalidad. Por esta razón, encontraremos una ciudad moderna y con edificios innovadores.
Con uno de los puertos más grandes del mundo, es también la segunda ciudad más grande de los Países Bajos.

Conocerá los sitios más emblemáticos de Rotterdam en un vehículo privado con chofer. Su chofer y guía experto en la historia y cultura de la ciudad, le recogerán en su hotel o sitio deseado para comenzar su tour privado. El horario de comienzo es también adaptable a su deseo personal.
No dude en contactarnos, le ayudaremos a coordinar una propuesta a su medida.

Monumentos y atracciones turísticas imprescindibles de Rotterdam:

    • Depot Boijmans Van Beuningen: Es el primer depósito de arte accesible al público en el mundo. El depósito está ubicado junto al Museo Boijmans Van Beuningen en Museum Park. Los visitantes ven el resultado de 173 años de coleccionismo. Más de 151.000 obras de arte reunidas se almacenan, organizan y estructuran en catorce espacios de depósito con cinco climas. Además de los objetos, se pueden ver todas las actividades involucradas en la gestión y mantenimiento de una colección.
    • Het Park: Parque ajardinado de estilo inglés diseñado en 1852, con campo de minigolf, bancos y una zona de barbacoa.
    • Euromast: es la torre de observación más alta de los Países Bajos. La torre ofrece impresionantes vistas panorámicas de Rotterdam desde la plataforma de observación e incluso se puede ver el horizonte de La Haya.
    • Rotterdam Centraal: Es uno de los sitios arquitectónicos más emblemáticos de Róterdam. El techo sobre las vías está cubierto con paneles solares y el llamativo techo de la sala apunta hacia el centro de la ciudad. Se han reutilizado una serie de elementos históricos del antiguo edificio de la estación (1957) de Sybold van Ravesteyn, como el reloj original en la fachada frontal y las letras que deletrean ‘Centraal Station’.
    • Markthal: Es un mercado cubierto de frutas y verduras. La sala principal alberga el propio mercado, así como tiendas y varios restaurantes, con un supermercado y un aparcamiento de cuatro plantas situado debajo. Mientras pasea entre los puestos del mercado, mire hacia arriba para disfrutar de las enormes obras de arte esparcidas por el techo: el ‘Cuerno de la abundancia’ de Arno Coenen e Iris Roskam. Una de las principales características del Markthal Rotterdam es quizás su impresionante y colorido techo.
    • Historisch Delfshaven: Este pintoresco puerto deportivo de yates es una de las pocas partes de la ciudad vieja que sobrevivió al bombardeo de Rotterdam en 1940. Tiene una historia notable, tanto como el punto de partida desde el cual los Padres Peregrinos navegaron hacia América como el lugar de nacimiento del destacado héroe marítimo holandés Piet Hein.
    • Cube Houses: Las Casas Cubo son parte del desarrollo Blaakse Bosque limita con el distrito de Laurenskwartier y el área de Waterfront. El arquitecto quería diseñar una especie de pueblo dentro de la ciudad y vio las casas como árboles y toda la zona como un bosque. Las Casas Cubo están inclinadas hacia un lado, por así decirlo, haciendo que tres lados miren hacia el suelo y tres hacia el cielo.
    • Erasmusbrug: El puente Erasmus de 800 metros de largo, cruza el río Nieuwe Maas y une las partes norte y sur de Rotterdam. El puente es parte de la remodelación de una antigua zona portuaria y fue diseñado específicamente para ser una estructura icónica para dar a la zona una fuerte presencia. El puente colgante tiene un pilón de acero de 139 metros de altura que está asegurado con 40 cables. La forma del pilón le dio al puente su apodo: El Cisne.
    • Museumpark: La calle por excelencia del arte y la cultura en Rotterdam, de Witte de Withstraat, es conocida por su carácter artístico, multicultural y animado.

Tours por los alrededores de Rotterdam:

    • Tour privado a Zaanse Schans, Edam, Volendam y Marken desde Rotterdam. El pintoresco pueblo de Zaanse Schans está ubicado apenas a unos 20 km de Ámsterdam. Verá casas construidas en el siglo XV y varios molinos fabricados en la Edad de Oro holandesa. Los molinos de viento se convirtieron en auténticos emblemas de todo un país. Entre los siglos XVI y XVIII, fue el motor económico del país, conoceremos las utilidades que les dieron los holandeses, además de contemplar su bella estructura. También, durante el paseo aprenderá sobre la elaboración de los tradicionales zuecos de madera holandeses.
      Edam es un precioso pueblo que dio nombre al queso de bola. Dentro de Edam encontrará sus irreales calles empedradas, que parecen salidas de un clásico cuento holandés.
      Volendam es un pueblo de pescadores situado 20 kilómetros al noreste de Ámsterdam, entre Edam y Marken. Se fundó en el siglo XIV en las inmediaciones del puerto de Edam. Rebosa un entorno pintoresco en cada una de sus calles. No pierda la ocasión de caminar por su paseo marítimo, donde la brisa salobre del mar acaricia las casitas de madera pintada de verde, tan tradicionales como románticas.
      Marken es una pequeña villa pesquera que se encuentran a solo 20 kilómetros al noreste de Ámsterdam. Está situado muy cerca de Volendam separado por mar. Sus casitas verdes con jardines, el puerto, las pequeñas granjas y los atardeceres mágicos, paseando por sus calles podrá palpar que se se respira felicidad. Sin duda, este pueblo verde le enamorará.
    • Tour privado a Volendam y molinos de Zaanse Schans desde Rotterdam. Volendam es un pueblo de pescadores situado 20 kilómetros al noreste de Ámsterdam, entre Edam y Marken. Se fundó en el siglo XIV en las inmediaciones del puerto de Edam. Rebosa un entorno pintoresco en cada una de sus calles. No pierda la ocasión de caminar por su paseo marítimo, donde la brisa salobre del mar acaricia las casitas de madera pintada de verde, tan tradicionales como románticas.
      El pintoresco pueblo de Zaanse Schans está ubicado apenas a unos 20 km de Ámsterdam. Verá casas construidas en el siglo XV y varios molinos fabricados en la Edad de Oro holandesa. Los molinos de viento se convirtieron en auténticos emblemas de todo un país. Entre los siglos XVI y XVIII, fue el motor económico del país, conoceremos las utilidades que les dieron los holandeses, además de contemplar su bella estructura. También, durante el paseo aprenderá sobre la elaboración de los tradicionales zuecos de madera holandeses.
    • Tour privado a Ámsterdam desde Rotterdam. La capital de los Países Bajos combina sus extensos canales y numerosos puentes con la original arquitectura de los siglos XVI y XVII.
      Con sus museos de primera clase, festivales culturales, teatros, música en vivo, tranquilas cafeterías, bulliciosos bares y encantadores restaurantes, nunca falta qué hacer en Ámsterdam.
    • Tour privado a La Haya y Delft desde Rotterdam. La Haya es la capital administrativa de los Países Bajos y es la Ciudad Internacional de la Paz y Justicia. En esta ciudad se encuentra el Parlamento Holandés y las embajadas de otros países.
      Delft es una de las ciudades más pintorescas de los Países Bajos. Conocida por la cerámica azul y sus hermosos canales y el centro histórico alberga 3 maravillosas iglesias.
    • Tour privado a Brujas desde Rotterdam. Brujas es una ciudad que llega al corazón. Una ciudad engrandecida por su historia y coronada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Esta ciudad de Flandes está impregnada de misterio medieval, exuberante sin sonrojar, las chocolaterías con pralinés y bombones artesanos en los escaparates, una ciudad del mundo… desde hace siglos.
      Brujas tiene el ejemplo mejor conservado de casco urbano medieval, dominado por el campanario de su Plaza Mayor. Con el centro cerrado a los coches, toda la impresionante belleza y la cultura de esta inolvidable ciudad se pueden explorar fácilmente a pie, o dando un paseo en barco por los tranquilos canales.
      Los canales serpentean a través de la ciudad como un collar de perlas, originando su merecido apodo de «la Venecia del Norte». Con calles de adoquines, arcos de ladrillo, iglesias de piedra y puentes pintorescos, en ella es casi imposible tomar una mala fotografía. Si a esto le sumamos cisnes sobre el agua, carruajes tirados por caballos en las calles y narcisos en el parque el resultado es casi mágico.
Rotterdam

Solicitar Cotización

Al llenar esta solicitud, acepto:

3 + 4 =