Tours Privados en Milán

Milán, es es la capital de la región de Lombardía, la ciudad del arte y capital de la moda y del diseño, es uno de los destinos imprescindibles a la hora de viajar a Italia. Aquí se viene desde todo el mundo para disfrutar de la arquitectura y de obras pictóricas tan importantes en el arte universal como “La Última Cena”, la obra cumbre del genial Leonardo da Vinci. La Catedral de Milán o el Duomo y su Piazza son el símbolo de Milán. Diferentes puntos de interés como la Galleria Vittorio Emanuele, el Teatro de La Scala, una de las óperas más famosas del mundo o el barrio de Brera, hacen de ella, una ciudad imperdible.

Conocerá los sitios más emblemáticos de Milán en un vehículo privado con chofer. Su chofer y guía experto en la historia y cultura de la ciudad, le recogerán en su hotel o sitio deseado para comenzar su tour privado. El horario de comienzo es también adaptable a su deseo personal.
No dude en contactarnos, le ayudaremos a coordinar una propuesta a su medida.

Monumentos y atracciones turísticas imprescindibles de Milán:

    • Duomo di Milano: La construcción del Duomo de Milán inició en 1386 y terminó en 1965 y se llevó a cabo en el mismo lugar donde se encontraba desde el siglo V la Basílica de San Ambrosio a la que se agregó, en el año 836, la Basílica de Santa Tecla y que fueron destruidas por un incendio en el 1075. La construcción de la Catedral de Milán dio inicio bajo el mandado de Gian Galeazzo Visconti con el objetivo de renovar el área y celebrar la política de expansión territorial de los Visconti. Este impresionante proyecto dio como resultado una obra arquitectónica única, que fusiona el estilo gótico internacional con la arquitectura tradicional lombarda.
    • Santa Maria delle Grazie: La iglesia de Santa Maria delle Grazie, en el corazón de Milán, es uno de los mayores testimonios del arte renacentista ligado al nombre de Leonardo da Vinci.
      La Última Cena de Leonardo da Vinci, una famosa pintura, no un fresco como se suele llamar, está perfectamente conservada en el interior del convento dominicano de Santa Maria delle Grazie donde comían los dominicos, representa el momento en que Jesús anuncia a sus discípulos que uno de ellos le traicionará, creando una ola de consternación entre los participantes en la Última Cena.
      Situada en la pared norte del refectorio, es una obra maestra sin precedentes que se ha convertido en Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Tan solo verla es una experiencia emotiva que relata el punto de arte más alto, alcanzado por el gran maestro toscano.
    • Teatro alla Scala: El Teatro de La Scala de Milán es uno de los más importantes teatros de Opera del mundo. Se encuentra ubicado en la plaza del ayuntamiento al lado de la Galería Vittorio Emanuele II y de la Plaza del Duomo de Milán.
      Desde su construcción, y por más de dos siglos, el Teatro La Scala de Milán adquirió prestigio en el mundo entero. Aquí se han presentado las obras de los más grandes compositores, célebres cantantes, concertistas, directores de orquesta y de coros, cuyos nombres permanecerán escritos para siempre en la historia de la música clásica y lírica. Entre tantos podemos nombrar, Alfredo Catalani, Giuseppe Verdi, Giacomo Puccini, Gaetano Donizetti, Gioacchino Rossini, Arturo Toscanini, Victor de Sabata, Guido Cantelli, Tullio Serafin, entre muchos, muchos otros.
    • Castello Sforzesco: En las afueras del centro histórico de Milán se encuentra el Castillo Sforza, una gran fortificación del siglo XV construida sobre las ruinas de una fortaleza medieval anterior, encargada por Francesco Sforza, señor de la ciudad en ese momento.
    • Galleria Vittorio Emanuele II: También conocida como El Salón de Milán, es una galería comercial diseñada en el siglo XIX. Aquí se encuentran las tiendas más famosas de Milán. La elegancia por excelencia de la Galleria Vittorio Emanuele, es un placer para caminar sin prisas, escudado por la cúpula de vidrio y acero de su Ottagono central, embelesado por el encanto de sus elegantes escaparates.
    • Quadrilatero della Moda: El corazón de las compras exclusivas y de alta gama en Milán está muy cerca del centro de la ciudad, en el área bordeada por via della Spiga, via Montenapoleone, via Manzoni y Corso Venezia: la mayoría de las marcas de diseño que han hecho famosa la moda y el estilo italiano. todo el mundo se encontrará en estas calles.
    • Pinacoteca di Brera: Situada en uno de los barrios con más encanto de la ciudad, la Pinacoteca di Brera pertenece al exclusivo club de las principales galerías de arte de Europa: no se pueden perder las magníficas obras de Mantegna, Raphael, Bellini, Piero della Francesca, Caravaggio y Hayez, junto con muchos otros.
    • Navigli: El distrito de Navigli es el lugar ideal para un romántico paseo nocturno por los canales de la ciudad, así como para una visita mensual al bullicioso mercado de antigüedades o relajarse en uno de los muchos restaurantes y bares.
    • Basilica di Sant’Ambrogio: Con su pórtico de cuatro lados que recibe a los visitantes y los evocadores restos de su iglesia paleocristiana, la basílica de Sant’Ambrogio (San Ambrosio, patrón de la ciudad) es uno de los ejemplos más bellos de arquitectura románica en Lombardía.

Tours por los alrededores de Milán:

    • Tour Privado al Lago di Como desde Milán. Ubicado en la región de Lombardía, se trata de un lago tranquilo y agradable rodeado de preciosos pueblecitos tan encantadores como Bellagio, Varenna, Tremezzo o Menaggio y desde hace siglos, son sinónimo de elegancia, romanticismo y belleza.
    • Tour Privado a Bérgamo desde Milán. Los núcleos de la Ciudad Alta y de la Ciudad Baja se delinearon en la época romana, y en el período medieval Bérgamo Alto pasó a ser la sede del poder, primero de los obispos y luego del Ayuntamiento. De particular interés: la Plaza Vieja (Piazza Vecchia), con el Palacio del Tribunal (Palazzo della Ragione); la Plaza de la Catedral (Piazza del Duomo), con el edificio religioso del siglo XIX; y las numerosas iglesias.
      Importantes los Museos de la Ciudad Baja (Pinacoteca de la Academia Carrara).
    • Tour Privado a Monza desde Milán. Una ciudad de doble velocidad: la del Autódromo de Fórmula 1 en contraposición al ritmo de los corredores en el Parque de la Villa, el pulmón verde amurallado más grande de Europa. Un palacio real inmerso en el verdor, con setecientas salas, elegido en 1777 por Fernando de Habsburgo como residencia de campo, la Villa Real de Monza es una de las maravillas realizadas por Piermarini.
    • Tour Privado a Verona desde Milán. Situada junto al lago de Garda y delicadamente enclavada a los pies de los Prealpes Venecianos y a orillas del río Adigio, se caracteriza por un panorama impresionante y una riqueza cultural de la que irremediablemente se enamorará.
 Verona, la ciudad del amor con una historia de más de 2000 años, patrimonio de la humanidad por la UNESCO y hogar de Romeo y Julieta.
      Lugar de historia, cultura, música, arquitectura y alta sociedad. Una tierra de grandes tradiciones, desde la ópera hasta la buena comida y el vino.
 Los símbolos históricos de Verona son: El anfiteatro romano, conocido como la Arena de Verona. La Casa de Julieta, un palacio señorial de origen medieval y el famoso balcón de la fachada de la célebre obra de William Shakespeare, lugar donde se desarrolla una de sus más conocidas escenas. Castelvecchio Verona, una fortaleza construida por Cangrande II della Scala para protegerse de los peligros. El Teatro Romano de Verona, es un teatro al aire libre que data del siglo I a.C y la plaza Brà, una de las más grandes de Europa, dominada por la Arena y varios palacios históricos.
«Verona, con sus antiguas murallas que la rodean, sus puentes con parapetos almenados, sus largas y anchas calles, sus recuerdos de la Edad Media, tiene un gran aire que impone respeto». Las palabras del poeta Paul Valéry.
    • Tour Privado a Turín desde Milán. Antigua capital del reino de Saboya, primera capital de Italia, capital europea de la cultura, Turín es una capital con más de 2000 años a sus espaldas. Aún quedan signos romanos en la zona del Duomo, donde la Puerta Palatina se reconoce por la clásica estructura de la época. Las plazas Castello, San Carlo, Carignano e Vittorio son los lugares que entusiasman a los visitantes. La Mole, símbolo de la ciudad, fue construida por Alessandro Antonelli, y posee una altura de 167,5 metros de alto.
      Turín posee grandes zonas verdes, la magnifica Collina y las orillas del río Po donde los autóctonos se recrean practicando deporte.
Galería Vittorio Emanuele II Milán

Solicitar Cotización

Al llenar esta solicitud, acepto:

5 + 5 =