Valle del Loira

Tours Privados en Valle del Loira

Valle del Loira, localizada entre las ciudades de Saumur y Orleans donde el fértil río Loira surca una región de castillos renacentistas, fortalezas medievales, abadías, grandiosos palacios reales, jardines de ensueño, viñedos de excelencia y ciudades monumentales que regala uno de los viajes más impresionantes por Europa.
Fueron muchos los reyes, artistas y autores célebres seducidos por el Loira que eligieron como domicilio sus orillas, por ejemplo: en el Château du Clos Lucé, donde Leonardo da Vinci, el autor de la Mona Lisa, diseñó sus inventos más locos y paso sus últimos tres años. En este Château, el alma de Leonardo da Vinci se encuentra impregnada en cada rincón de esta elegante residencia.
Este rico y conservado patrimonio cultural y natural hace que el Valle del Loira siga siendo tan célebre como hace cuatro siglos. A lo largo de 300 km de paisajes declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO, el fértil valle ilustra parte de la historia de Francia.

Conocerá los sitios más emblemáticos de Valle del Loira en un vehículo privado con chofer. Su chofer y guía experto en la historia y cultura de la ciudad, le recogerán en su hotel o sitio deseado para comenzar su tour privado. El horario de comienzo es también adaptable a su deseo personal.
No dude en contactarnos, le ayudaremos a coordinar una propuesta a su medida.

Monumentos y atracciones turísticas imprescindibles de Valle del Loira:

    • Castillo de Chambord: Château de Chambord, diseñado por el sibarita François I e imaginado por Leonardo da Vinci, es el más emblemático. Está coronado por seis torres, tiene 440 habitaciones, 365 chimeneas y 84 escaleras. Entre éstas destaca la escalera principal, de forma helicoidal.
    • Castillo de Chamerolles: Enclavado en Chilleurs-aux-Bois, fue edificado en el siglo XVI por Lanzarote I del Lago, y hoy en día alberga un museo-paseo de los Olores y Perfumes. Este lugar permite descubrir el mundo del perfume, su historia y su evolución a lo largo del tiempo. Sus preciosos jardines renacentistas son un remanso de paz que invita a pasear.
    • Orleans: Capital de la región Centro, los monumentos civiles y religiosos de Orléans dan testimonio de su importante patrimonio. Pasear por Orleans es perderse entre palacetes renacentistas, como el Groslot, actual ayuntamiento, donde falleció de adolescente Francisco II, primer marido de María Estuardo. La catedral gótica de Sainte-Croix, edificada entre los siglos XIII y XIX, domina los tejados de la ciudad desde lo alto de sus torres y de su flecha. En su interior sobresalen los espléndidos revestimientos de madera y las vidrieras que ilustran la epopeya de Juana de Arco.
      Cerca de la catedral se levanta el palacio Groslot, un magnífico edificio renacentista del siglo XVI que actualmente alberga el ayuntamiento. Aquí, merece la pena visitar el salón de honor, el salón de bodas y la antigua sala del consejo municipal, todos ellos construidos en el estilo gótico-trovador.
      La Casa de Juana de Arco fue morada del tesorero del duque de Orleans, y en ella habitó Juana de Arco en 1429. Reconstruida después de la segunda guerra mundial, alberga en nuestros días un museo dedicado a Juana de Arco y al levantamiento del asedio de Orleans.
    • Castillo de Cheverny: Fue construido en estilo clásico y ha conservado su lujoso interior. ¡Un encanto para grandes y pequeños! Habitado por la misma familia desde hace más de 6 siglos, el Château de Cheverny, sus jardines, su laberinto y su exposición 3D Tintin le harán pasar un día inolvidable en familia o con amigos.
    • Real Castillo de Blois: Es uno de los lugares más emblemáticos del Valle del Loira. Constituye un auténtico panorama de la arquitectura e historia. Residencia de 7 reyes y 10 reinas de Francia, donde se perpetraron complots y asesinatos en el marco atroz de las guerras de religión que equivale a zambullirse en la intriga de una novela de Dumas.
    • Chaumont-sur-Loire: Propiedad en el siglo XV de la reina Catalina de Medici, el castillo ha albergado a lo largo de su historia a muchos personajes ilustres, como Nostradamus, el escultor Nini, Benjamin Franklin o Germaine de Stael. Con vistas al Loira y rodeado de parques paisajísticos en una sola pieza, ahora es uno de los castillos del Loira más bellos y mejor amueblados.
    • Castillo Real de Amboise: Durante casi dos siglos, la historia del castillo estuvo íntimamente ligada con la gran Historia de Francia. Magnífico palacio de los reyes Carlos VIII y Francisco I de Francia durante el Renacimiento, lugar de sepultura del emblemático Leonardo da Vinci, constituye un testimonio excepcional de los cambios profundos que se produjeron en Europa en los siglos XV y XVI. Máxima expresión del lujo y del arte de vivir a la francesa, el castillo de Amboise también es un balcón incomparable y monumental, abierto a 360° sobre paisajes declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad.
    • Castillo de Chenonceau: Propiedad de la Corona y residencia real, el castillo de Chenonceau es un paraje excepcional por su original diseño, la riqueza de sus colecciones, su mobiliario y su decoración, pero también por su destino, ya que fue amado, administrado y protegido por mujeres, todas extraordinarias y que, en su mayoría, han marcado la historia.
      Conocido como el «Castillo de las Damas», Chenonceau fue edificado en 1513 por Katherine Briçonnet, embellecido sucesivamente por Diana de Poitiers y Catalina de Médicis, y salvado de los rigores de la Revolución por Madame Dupin. Esta huella femenina omnipresente en el castillo lo ha preservado de los conflictos y guerras, transformándolo desde siempre en un lugar de paz.
    • Castillo de Villandry: Villandry es el último de los grandes Castillos del Loira que fueron edificados en la época del Renacimiento. Notable por la armonía de su arquitectura y sus jardines, el dominio es conocido sobre todo por sus jardines, repartidos en tres niveles, que aúnan estetismo, diversidad y armonía.
    • Castillo de Azay-le-Rideau: Castillo diseñado al más puro estilo renacentista, Azay-le-Rideau es descrito por Balzac como «un diamante facetado engastado en el Indre». Sutil alianza de tradiciones francesas y decoraciones innovadoras procedentes de Italia, constituye un icono del nuevo arte de construir del Valle del Loira en el siglo XVI. Sus sucesivos propietarios han contribuido a convertirlo en la joya arquitectónica más armoniosa del Valle del Loira.
    • Castillo de Ussé: Fue construido en el siglo XV, pero su historia se remonta a mucho antes, tal y como demuestran las torres fortificadas. A lo largo de los siglos, fue embelleciéndose hasta convertirse en el hermoso edificio que se ve hoy en día, cuya fachada renacentista de piedras blancas se combina perfectamente con el pabellón de estilo clásico de finales del siglo XVII. El cuento original de la Bella Durmiente escrito por Charles Perrault, tuvo la inspiración en este castillo.
    • Fortaleza Real de Chinon: Como una corona en las alturas, la Fortaleza Real de Chinon reina quietamente sobre la ciudad. Una quietud bien merecida tras los combates y las victorias que ha protagonizado desde la Antigüedad. Su arquitectura militar es el testimonio del espíritu combativo de los valerosos caballeros que se enfrentaron en Chinon.
    • Abadía Real de Fontevraud: Fundada en 1101, la Abadía Real de Fontevraud es la mayor ciudadela monástica heredada de la Edad Media. Alberga el sepulcro de Leonor de Aquitania, madre de Ricardo Corazón de León y de Juan sin Tierra, quienes también yacen aquí en tumbas polícromas.
    • Castillo de Saumur: A lo lejos se vislumbran su grácil silueta y sus impresionantes torrecillas de pizarra, pero, cuanto más nos acercamos, más mágica se nos antoja la imagen del Castillo de Saumur. El castillo-palacio de los Duques de Anjou fue testigo de incontables aventuras antes de ser declarado Monumento Histórico.
    • Ville de Tours: Tours es la capital del Valle del Loira. Hermosa, dinámica y viva, la ciudad de Tours es una parada ineludible en el camino hacia los castillos del Loira. En sus barrios históricos con sus casas de entramado de madera, las plazas Plumereau y Chateauneuf son lugares de encuentro ineludibles para muchos lugareños y turistas.
Castillo de Chaumont - Valle del Loira

Solicitar Cotización

Al llenar esta solicitud, acepto:

4 + 11 =