Tours Privados en Sevilla

Sevilla es una ciudad que deja huella y que muchos coinciden en definir como especial. Puede que sea por la grandiosidad de sus monumentos o quizá por el encanto de barrios populares como Triana. Es posible que se deba al aroma a jazmín de sus plazas o a la música de guitarra española que se escucha en sus calles. Hay quien argumenta que es la tradición de sus fiestas y muchos están convencidos de que sus tapas son las auténticas responsables.
En Sevilla, la tradición siempre está de moda. Desde los espectáculos flamencos y la música de la guitarra española hasta las cerámicas y artesanías típicas que siempre serán un buen recuerdo de la ciudad. Por su parte, es fácil disfrutar del flamenco en los numerosos “tablaos” o en las peñas de los barrios. De hecho, Sevilla acoge la que quizá es la cita internacional más importante de este arte: la Bienal.
La tradición de Sevilla se refleja también en sus fiestas más internacionales. Dos buenos ejemplos son la Feria de Abril y la Semana Santa. La primera es alegría y pasión por el arte popular andaluz, una oportunidad inmejorable para disfrutar del sonido de la guitarra española, la moda flamenca y la Sevilla más festiva. La Semana Santa es una fiesta pasional llena de momentos emotivos. Para entenderlo, nada mejor que asistir a uno de los multitudinarios desfiles religiosos y oír en directo una saeta (emotivo cante flamenco dedicado a las imágenes religiosas).

Conocerá los sitios más emblemáticos de Sevilla en un vehículo privado con chofer. Su chofer y guía experto en la historia y cultura de la ciudad, le recogerán en su hotel o sitio deseado para comenzar su tour privado. El horario de comienzo es también adaptable a su deseo personal.
No dude en contactarnos, le ayudaremos a coordinar una propuesta a su medida.

Monumentos y atracciones turísticas imprescindibles de Sevilla:

    • Catedral de Sevilla: La Catedral se alza en el emplazamiento de lo que, en el siglo XII, era la Gran Mezquita, de la que se conserva su alminar, conocido como la Giralda, por una veleta que lo remata desde el siglo XVI. Asimismo, son también partes de la antigua mezquita el patio de las Abluciones y la actual Puerta del Perdón. Fue convertida en templo cristiano al conquistar la ciudad Fernando III de Castilla en el 1248. Sus etapas constructivas pasan por el período mudéjar, gótico, renacentista, barroco y neoclásico. La Catedral tiene su entrada por la Plaza de la Virgen de los Reyes. Posee cinco naves (la principal de 36 metros de altura) y su planta es un rectángulo de 116 metros de longitud por 76 metros de anchura. La altura máxima se alcanza en el crucero, con 40 metros. El retablo mayor se realizó en varias fases constructivas, participando en él autores como los hermanos Jorge Fernández Alemán y Alejo Fernández, Roque Balduque, Pedro Millán, Juan Bautista Vázquez el Viejo y Pedro de Heredia. La sala capitular, renacentista, es de la segunda mitad del siglo XVI. La Sacristía Mayor es plateresca. Los restos de Cristóbal Colón se encuentran custodiados en este templo.
    • La Giralda: Es el antiguo alminar de la mezquita árabe. La parte decorada con ladrillo es obra del arquitecto Alí de Gómara. Se puede subir por rampas hasta el campanario, donde se ven unas extraordinarias vistas de la ciudad. Al lado está el Patio de los Naranjos, de estilo almohade con pila visigótica.
    • Real Alcázar de Sevilla: Fue el escenario de la boda de Carlos V e Isabel de Portugal. Es un conjunto de palacios rodeados por una muralla. Pedro I el Cruel reedificó el antiguo edificio almohade para habilitarlo como residencia real en el siglo XIV. Tiene aportaciones de todas las épocas, aunque domina el estilo mudéjar y renacentista.
      El uso del Palacio Alto que se encuentra en la parte superior del Palacio Mudéjar está adscrito a Patrimonio Nacional. Comprende: el vestíbulo, realizado en tiempos de los Reyes Católicos; el oratorio de los Reyes Católicos; el comedor de gala construido durante el reinado de Felipe II; el mirador de los Reyes Católicos, con influencia granadina y realizado en los años posteriores a 1492, el dormitorio del rey Don Pedro, que es una de las estancias del palacio mudéjar del siglo XIV; y la cámara oficial o de audiencias.
    • Plaza de España: Se construyó con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, de la cual fue sede Sevilla. Se mezcló un estilo inspirado en el Renacimiento, con los elementos típicos de la ciudad: ladrillo visto, cerámica y forja. Su planta es semicircular y está dominada por 2 torres, una a cada lado del recinto que enmarcan al edificio central, donde se encuentran las estancias. Entre ambas torres corre una red de galerías con arcada de medio punto que tienen salida a diferentes zonas de la plaza, donde se alza una fuente.
    • Ayuntamiento de Sevilla: Actualmente se guardan en él algunos elementos de gran interés histórico-artístico, como el pendón de la ciudad y un lienzo de las Patronas Justa y Rufina.
    • Casa de Pilatos: Es de origen morisco, aunque también tiene elementos góticos y platerescos. La portada es renacentista coronada con crestería gótica. El patio principal tiene la decoración mudéjar y plateresca. En el salón del Descanso de los Jueces existe un bello arco revestido con elementos mudéjares y góticos, un hermoso zócalo de azulejos y friso de yeserías.
    • Setas de Sevilla: Inaugurada en 2011, la construcción del arquitecto alemán Jürgen Mayer tiene una altura de unos 26 metros. Compuesta por seis grandes parasoles con forma de setas, la estructura permite disfrutar de unas fantásticas vistas de Sevilla desde su pasarela-mirador. Conocida como “las Setas”, es la estructura de madera más grande del mundo.
    • La Torre del Oro: Recibe este nombre porque antiguamente estaba revestida de azulejos dorados. Forma parte de la muralla y está a orillas del río. Data del año 1220. Alberga el Museo Naval, con maquetas, cartas de navegación, brújulas y documentación antigua.
    • Plaza de Toros y Museo de la Real Maestranza: Una plaza de toros con más de 240 años de antigüedad, desde su construcción en 1761 se ha convertido en uno de los referentes de la tauromaquia española.
      La Real Maestranza es uno de los edificios más emblemáticos de Sevilla. Una de sus peculiaridades más características es la forma ligeramente ovalada de la plaza. Los tendidos de piedra fueron sustituidos por ladrillo en 1914 aunque se conservan los originarios debajo de éstos. La plaza de toros cuenta además con un museo donde se puede conocer en mayor profundidad el mundo del toreo a través de una muestra de trajes, fotografías y cuadros.
    • Barrio de Santa Cruz: Recorre el casco histórico-artístico de Sevilla. Paseando por sus calles se pueden ver construcciones del siglo XII, como los Reales Alcázares o edificios tan emblemáticos como la Catedral, el Archivo General de Indias, el Hospital de los Venerables y el Ayuntamiento. Entre las callejuelas que recorren como ríos el barrio, nos encontramos además con las parroquias del Sagrario y la de Santa Cruz, o con la Capilla de Santa María de Jesús. También sobresalen en el recorrido dos conventos, el de San José del Carmen y el de la Encarnación. Todo ello acompañado del típico colorido de los zócalos y el olor a azahar de las calles sevillanas, hacen que este paseo sea ineludible para el visitante de Sevilla.
    • Archivo General de Indias: Antigua Lonja de Mercaderes, fue construido en 1572 y fue proyectado por Juan de Herrera y edificado por Alonso de Vandelviva y Juan de Minjares. En el siglo XVII se construyó la segunda planta y la Cruz de Juramento. Es un edificio de planta cuadrada con un amplio patio central. En su interior se guardan valiosos documentos que permiten recrear la historia de la relación de España con las colonias ultramarinas de América.
    • Plaza de América: Esta plaza, situada junto al Parque de María Luisa, está rodeada por tres palacios de diferentes estilos arquitectónicos que fueron construidos para la Exposición Iberoamericana de 1929. El primero, neogótico, es el Pabellón Real. El segundo, neomudéjar, alberga el Museo de Artes y Costumbres Populares y el último, neorenacentista, es el Museo Arqueológico Provincial, en el que se conserva el Tesoro del Carambolo (el más importante hallazgo de orfebrería prehistórica).
    • Parque de María Luisa: Es el gran parque urbano de Sevilla, diseñado por el paisajista francés Forestier para la Exposición Iberoamericana de 1929.
    • El Puente de Triana: Se le conoce así porque une el barrio de Triana con el centro de Sevilla. Su auténtico nombre es Puente de Isabel II. La fotografía desde aquí, con la calle Betis a un lado y la Giralda al otro, es una de las postales más populares de la ciudad.
    • En coche de caballos: Es un modo original, cómodo y muy sevillano de visitar la Sevilla más turística. El tour oficial recorre los principales atractivos: plaza de España, parque María Luisa, la catedral, la Giralda, la Torre del Oro, el Real Alcázar o la plaza de toros de La Maestranza.
    • Los tablaos flamencos: Hay pocos sitios como Sevilla para disfrutar de este arte declarado Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO. Abundan los tablaos y las peñas con espectáculos por los barrios de Arenal, Santa Cruz y Triana. Asimismo, cada mes de septiembre Sevilla celebra un famoso festival en el que participan importantes artistas flamencos.

Tours por los alrededores de Sevilla:

    • Tour Privado a la Alhambra y Granada desde Sevilla. La Alhambra es el esplendor de la época nazarí, con un bello conjunto de edificaciones y jardines. Las alamedas de árboles son frondosas, dando una agradable sombra y frescura, aumentada por la abundancia de aguas que discurren por sus arroyos.
      Granada, es arte, cultura y diversión. A los pies de Sierra Nevada, entre los ríos Darro y Genil, se extiende una de las más bellas ciudades de Andalucía. El impresionante legado andalusí se suma a joyas arquitectónicas del Renacimiento y a las más modernas instalaciones propias del siglo XXI.
    • Tour Privado a Ronda desde Sevilla. Esta localidad malagueña divide su casco urbano a ambos lados del Tajo del Ronda, un desfiladero de más de 150 metros de profundidad. Su casco antiguo está declarado Bien de Interés Cultural. Celtas, fenicios, romanos y árabes habitaron estas tierras, que fueron reconquistadas por los Reyes Católicos.
    • Tour Privado a Córdoba desde Sevilla. Córdoba, es una ciudad con un ingente legado cultural y monumental. Su situación estratégica, cercana al río Guadalquivir, antaño navegable, y la herencia de los distintos pueblos asentados en sus ricas tierras, la han convertido en un lugar privilegiado.
      La Unesco reconoció en 1994 la importancia universal de los bienes históricos cordobeses, ampliando el título de Patrimonio de la Humanidad no sólo a la Mezquita-Catedral, sino también a todo el conjunto urbano que la rodea. Además, en 2012, Córdoba recibió otro distintivo más: La Fiesta de Los Patios fue reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Por último, en julio de 2018, la Ciudad Califal de Medina Azahara también ha recibido el título de Patrimonio de la Humanidad.
      En Córdoba se dieron cita culturas como la romana, la musulmana, la judía y la cristiana. Es conocida a nivel mundial por su Mezquita-Catedral, sus patios llenos de flores, agradables plazas y animadas tabernas en las que disfrutar de un buen espectáculo flamenco o degustar la gastronomía típica.
    • Tour Privado a Cádiz y Pueblos Blancos desde Sevilla. Fundada hace unos 3.000 años por los fenicios, Cádiz es la ciudad más antigua de Occidente.
      Los diferentes pueblos que aquí se asentaron dejaron una impronta cultural, cuya influencia aún perdura en el carácter de los gaditanos. Esta península, en plena costa atlántica andaluza, ha sabido conservar un importante legado histórico fruto de su importancia comercial junto a excelentes playas y una exquisita cocina regional. La Costa de la Luz, repartida entre las provincias de Huelva y Cádiz, ofrece, además, multitud de destinos que compaginan cultura y ocio. Y para los amantes del medio natural, nada mejor que recorrer el Parque Nacional de Doñana, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
      Entre Cádiz y Málaga encontrará algunos de los típicos pueblos blancos más bonitos de Andalucía. Viajar a esta zona es adentrarse en lugares en mitad de la naturaleza, hacer fotos de las casitas blancas encaladas y adornadas con macetas y flores de colores, caminar por un laberinto de callejuelas empinadas hasta llegar a una placita, contemplar paisajes de sierra, descubrir las huellas de un pasado árabe y cristiano, relajarse…
    • Tour Privado a Italica desde Sevilla. Es una ciudad romana, situada muy cerquita, en la población de Santiponce, y tenemos a nuestro alcance el conjunto arqueológico de Itálica, lugar de origen de dos emperadores de la antigua Roma, Trajano y Adriano. Un apasionante viaje en el tiempo visitando la Casa de los Pájaros, Casa del Planetario, termas Mayores, Gimnasio y el anfiteatro romano.
Real Alcázar de Sevilla

Solicitar Cotización

Al llenar esta solicitud, acepto:

2 + 9 =